·L'EXPLOSE DANZA·

OBRAS EN GIRA

CRUDO EQUILIBRIO

2X8A5908.jpg

Crudo Equilibrio es una pieza de gran precisión coreográfica, que indaga en las emociones que se dan tras una pérdida. Un funeral poético donde el movimiento busca atrapar las emociones, pero estas se escapan de forma inevitable. Se trata de un duelo colectivo, como el que trajo consigo la pandemia, que implicó la pérdida de seres queridos, la pérdida de la normalidad, de la seguridad y la certidumbre. Los bailarines transitan el duelo como quien se enfrenta a un terreno movedizo, en el cual apoyarse unos a otros es la mejor manera de equilibrarse. No hay más opción que abrazar el vacío y entregarse a los demás para poder gestionar la inestabilidad que genera la pérdida. 

Tras enfrentar la muerte de quien fuera el coreógrafo y fundador de L’Explose, Juliana Reyes, dramaturga y cocreadora junto a él por más de 22 años, decidió propiciar un diálogo creativo con un coreógrafo que pudiera nutrir el trabajo dancístico de L’Explose y aportar otra mirada sobre la danza. Para esto, invitó al coreógrafo israelí, radicado en España, Sharon Fridman, cuyo lenguaje se centra en el contacto y en la relación con el equilibrio, para hacer de una pieza que sirviera de catarsis y ritual para el duelo. 

Coreografía: Sharon Fridman - Dramaturgia: Juliana Reyes

Una Coproducción con Sharon Fridman, el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo, Iberescena y Opsis Producciones SL.  

Con el apoyo de Acción Cultural Española y la Embajada de Israel en Colombia.

LA MIRADA DEL AVESTRUZ

2X8A6647_edited.jpg

La obra toma como punto de partida las huellas que ha dejado la violencia en Colombia y cómo el desplazamiento forzado ha sido una de las consecuencias más evidentes del conflicto armado. Las imágenes de violencia resultan inevitables, aunque muy lejos de cualquier denuncia literal o partidista. Más bien, se trata de observar la forma en que los cuerpos son agredidos y amenazados mientras parecen refugiarse en un mundo interior y ocultar la mirada frente a la realidad agobiante. Tal como hace el avestruz cuando esconde la cabeza en la tierra. El espacio donde se relacionan los personajes y los cuerpos transidos por el agobio y el desarraigo es un paisaje desolado y crudo de tierra negra. Tierra arrasada que se extiende como un campo sepulcral y que invita a los cuerpos a hundirse en ella, como una semilla de futuro. Los personajes quieren hablar, buscan sus palabras para expresar la realidad, pero son silenciados. La palabra muere en los labios. Es el mundo del Caos antes del Verbo, donde los sonidos se entremezclan con el quejido y el ruido sordo de la rabia. Enfrentados a la soledad, pese a hallarse junto a otros seres como ellos, estos personajes buscan una salida o una razón, tratan de huir o gritar, pero su voz no se escucha. El resto es silencio.

Coreografía: Tino Fernández - Dramaturgia: Juliana Reyes

Una Coproducción con el VIII Festival Iberoamericano de Teatro de Bogotá y el Instituto Distrital de Cultura y Turismo de Bogotá. 

"La mirada del avestruz" ha sido galardonada con el Premio del Público del Festival de Almada (Portugal) en 2005 y el Premio al Mejor espectáculo de Danza de la Feria Internacional de Teatro y Danza de Huesca (España) en 2006.

Montada en el 2002, esta obra cumple 20 años de éxito en distintos escenarios de América y Europa. 

LA MIEL ES Más dulce que la sangre

09.jpg

Con La miel es más dulce que la sangre L’Explose se adentra en el universo creativo y vital de Federico García Lorca para reunir al autor y su obra en un mismo plano de realidad. Al mirarlo en la distancia, pareciera que los temas y obsesiones que atravesaron su mundo creativo definieron también su vida y su pronta partida.
El título de la obra hace referencia a un cuadro del mismo nombre pintado por Salvador Dalí muchos años antes de la muerte del poeta. En él, la cabeza de Lorca aparece medio enterrada en la arena; una visión lúgubre y oscura de su amigo, que será parte de varias de sus pinturas surrealistas.
Tino Fernández construye una pieza visual, que yuxtapone las obsesiones del poeta como en una pintura surrealista, mientras un quejío flamenco nos recuerda que Lorca –más allá de la palabra- también fue un hombre, también fue un cuerpo, con un alma inconforme.

Una Coproducción con el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo. 

 

Coreografía: Tino Fernández - Dramaturgia: Juliana Reyes

Obra con tres candidaturas a los Premios Max (España) en 2020

tiresias

o la razón de ser

10.jpg

L’Explose en este solo de danza explora el cuerpo como materia y sentido. Metamorfosis corporal. Cambio de género e impulso vital. Una pieza que habita la paradoja. Entre lo humano y lo animal. Entre la potencia y la fragilidad. Entre la virilidad y la femineidad. De la precisión a la libertad corporal. De la tensión a la distensión muscular. De la mitología a la contemporaneidad. De la danza a la acción performática. Una obra que se adentra en la abstracción para encontrar en ella el sentido. 
A lo largo de 50 minutos, la bailarina vivirá una transformación que pone en riesgo su propia naturaleza. La pieza evidencia la experiencia vívida de una metamorfosis.

Coreografía: Tino Fernández - Dramaturgia: Juliana Reyes

Obra que hizo parte de la selección oficial de la Tanzmesse (Alemania) en 2020

diario de

una crucifixión

11.jpg

Con la obra pictórica de Francis Bacon como referencia –y específicamente su Estudio del Retrato de Inocencio X de Velázquez-, este solo de danza-teatro muestra la vulnerabilidad de un cuerpo expuesto, juzgado y desnaturalizado en una urna de cristal, espacio cercado donde la privacidad no existe y la transparencia revela con nitidez la fragilidad humana.
El hombre, solo ante su existencia, verdugo y víctima de su propia naturaleza, ser humano y animal al mismo tiempo, abandonado a sus pasiones, huérfano sin guía, en un combate inútil consigo mismo, lanza su cuerpo a la batalla. Y como en un reality televisivo, el espectador se vuelve juez y parte de esta experiencia, árbitro y testigo de una contienda donde las tensiones entre lo místico y lo terrenal se encuentran para conmover a quienes la admiran.

Coreografía: Tino Fernández - Dramaturgia: Juliana Reyes

Obra candidata a los Premios Max (España) por mejor intérprete masculino

en danza en 2020

¿por quién

lloran mis amores?

12.jpg

En un nuevo intento de abordar el universo femenino, Tino Fernández planteó el espectáculo desde la soledad e intimidad de la mujer, donde se contrapone constantemente la fragilidad, producida por el espacio y la potencia, dada por la danza.
La historia es construida a partir de un espacio escénico conformado por 400 vasos de cristal que encierran a la bailarina y le dificultan la movilidad. La desnudez física se convierte en metáfora de la entrega absoluta, con la cual decide iniciar la travesía hacia sí misma, para descubrir y exorcizar sus dolores, temores y pérdidas, a través de una banda sonora, abstracción de sus emociones, que mueve sus fibras internas, con el objetivo de ir construyendo las bases de su futuro.

Coreografía: Tino Fernández - Dramaturgia: Juliana Reyes

Obra galardonada como Mejor espectáculo de Danza de la Feria Internacional de Teatro y Danza de Huesca (España) en 2007.